Puertas a abertura batiente

La puerta batiente es el tipo de puerta más clásico. Consta de un marco y una o más hojas: la primera está formada por montantes laterales y superiores que, fijados a la pared, se convierten en la estructura sobre la que se montan las hojas, y por tapajuntas, es decir, los marcos estéticos laterales y superiores que van a cubrir el espacio entre el marco y la puerta. Barausse ofrece puertas dobles también resistentes al fuego hasta 60 minutos e insonorizadas, garantizadas por certificaciones internacionales.

Puerta batiente simple

La puerta batiente simple de una hoja es la más popular para amueblar el interior de edificios. También se puede suministrar coplanar, con marco y hoja al mismo nivel para formar continuidad entre pared y puerta, y con abertura de empujar o tirar.

Puerta batiente con hojas simétricas

Las puertas simétricas de 2 hojas son la solución perfecta para ambientes que requieren un gran pasillo como salas de estar, salas de recepción, centros de conferencias y hoteles. Pueden tener una hoja móvil y una fija o ambas hojas móviles sujetadas por un cierre magnético.

Puerta batiente con hojas asimétricas

Las puertas batientes asimétricas de 2 hojas están formadas por hojas de diferentes tamaños: la más grande es móvil mientras que la otra está anclada al suelo y el montante superior mediante un nudo, pudiendo abrirse cuando sea necesario. Estas soluciones son ideales para puertas de estilo clásico o de cristal.

Puertas a ras de pared

Las puertas a ras de pared combinan una limpieza estética con un sistema de abertura flexible y moderno sin molduras. La puerta está montada sobre un marco de aluminio integrado en la pared mediante mampostería que permanece invisible, asegurando la continuidad estilística con el espacio circundante. Las puertas a ras de pared están disponibles en la gama de acabados del catálogo, en versión pintable, insonorizada y ignífuga certificada.